domingo, 2 de noviembre de 2014

Jalo-win en el pasado

COLABORÓ: LANCASTER

Hace ya bastante tiempo, Halloween era más que la búsqueda perfecta  del traje de una cachonda conejita o una que otra vampiresa sexi. Eran tiempos más sencillos, cuando todo el mundo hacia sus propios disfraces en casa, y si se suponía que debían ser o no, jodidamente aterradores.










4 comentarios :

Anónimo dijo...

Que pedo con las llantas michelin?

Anónimo dijo...

El de la imagen 8 es un niño rata jeje.

Anónimo dijo...

El del niño rata está con madre.

Sinnick Sinnick dijo...

jajajaja es el "niño rata y su mamá" ¿no? creo lo esta amamantando jajajaja.